El logotipo (vulgarmente conocido como logo) es un elemento gráfico que identifica a una entidad ya sea pública o privada. Los logotipos suelen ser puramente gráficos incluyendo símbolos o iconos así como también pueden estar compuestos por el nombre de la corporación con una tipografía especialmente diseñada para representar a la misma.


El logotipo es el contacto inicial con el cliente, es la cara de la empresa o producto y todos sabemos que las primeras impresiones son las más importantes, no importa si es una pequeña o gran compañía se debe invertir un gran esfuerzo en el branding y un aspecto sumamente importante en este es la creación de un logotipo para establecer una marca en el mercado como una forma efectiva de darse a conocer y diferenciar los productos de los de la competencia. El logotipo debe resumir la identidad y valores de la empresa.

Los buenos logotipos no son fáciles de diseñar, pero son indispensables para el éxito de una empresa, primeramente se necesita tener todo el conocimiento posible acerca de la compañía o producto a la cual le estamos creando un logotipo, toda la información que podamos obtener, Conocer las necesidades. ¿Cuáles son los valores de la empresa? ¿Cuál es el público objetivo? ¿Qué suelen utilizar las empresas del sector? Para esto es muy importante el redactar un buen briefing en el que se responda a las siguientes preguntas: ¿Qué se quiere transmitir? y ¿Qué se quiere conseguir? siendo creativo y generador de ideas. 

También es indispensable elegir bien los colores adecuados y estudiar qué colores gustan y representan alnegocio ya que el color aumenta el reconocimiento de la marca o servicio en un 80% y este reconocimiento aumenta la confianza de los consumidores. Otro aspecto importante es escoger la tipografía que mejor se adecue al nombre y naturaleza del negocio, existen millones de alfabetos tipográficos pero se debe seleccionar el que mejor se adapte a encontrar la identidad que se busca.
Es por eso que existen cualidades esenciales que deben tener los logotipos; ya sea que se utilice un
ísotipo, un símbolo , una imagen o se solucione sólo con tipografía, en general, cualquier distintivo ( logotipo) debe cumplir con ciertos requerimientos gráficos esenciales:

Visibilidad:
El primer requerimiento práctico de cualquier logotipo es que pueda ser visto cuando y donde deba ser visto. La calidad gráfica debe asegurar que el logotipo se defina así mismo por su contorno para facilitar su rápida identificación. De hecho, nosotros como diseñadores, estamos obligados a analizar las circunstancias bajo las cuales un logotipo será usado. El análisis dirá, que tan sencillo debe ser o que tan pequeños pueden ser sus detalles.



Simplicidad:
Un logotipo debe ser simple en su concepto y más aún, fácil de entender. ¿Recuerdan la frase
de Ludwig Mies van der Rohe: “Menos es más"





Excelencia Gráfica:
El logotipo debe ser diseñado pensando en manejarlo competitivamente. Que parezca que fue
hecho por un diseñador profesional: Que su trazo y formas gráficas estén bien hechas, que
sean estéticas. Aquí me viene a la mente la famosa frase de Massimo Vignelli: “La vida de un
diseñador es una vida de lucha. Lucha contra la fealdad”



Competencia:
Además de distinguirse de su contorno, debe distinguirse de sus competidores y de otro tipo
de empresas. Debe parecer una marca y motivar así una decisión de compra. “La relevancia, la
simplicidad y el humanismo (no la tecnología), distinguirán a las marcas en el futuro” –Scott
Bedburry-



Poder de Retención:
Dependiendo de la naturaleza del producto, es importante la habilidad de arrestar la atención
por más de un flash de segundo. Incluso, es preferible que su forma sea interesante y que
impliquen un pequeño análisis para comprenderlo. “El buen Arte inspira, el Diseño que es
bueno: motiva” – Otl Aicher



Descripción:
Debe describir o sugerir la naturaleza de la compañía, aun si no estamos familiarizados con la
marca. Debe parecer un logotipo y funcionar como tal. Una marca debe ser una respuesta
antes que una pregunta.




Perdurable:
Nada es para siempre, pero un logotipo no debe ser efímero. Ray Eames, el gran diseñador
americano una vez dijo: “Lo que funciona bien es mejor que lo que luce bien, porque lo que
funciona bien, perdura.“


Aplicación:
Debe poderse usar en todas las aplicaciones deseadas. ¿La compañía o producto se
promocionará en televisión? ¿Es más importante la exposición de la marca en un camión o es
más importante en una etiqueta?



Reproducción:
A pesar de que hoy en día se puede imprimir casi todo a color, los logotipos deben ser
reconocibles a blanco y negro. Por ejemplo, el equipo de copiado, periódicos y transmisiones
de faxes no respetan los colores.



Buen Gusto:
¿Te gusta el logotipo? ¿Se sienten cómodos con él los empleados? ¿Pueden recordarlo? La
atracción a veces llega más lejos que cualquiera de las características anteriores.



Fuente: http://www.ideografico.com/nuestro-blog/cualidades_logotipo/

Créditos: Mirian Gil












Share To:

Comentar: