...pero ¿qué es la psicología del color?

En síntesis es el manejo de color a nivel psicológico dotando a cada color de capacidades que puedan ser identificadas por el cerebro, procesadas, analizadas y finalmente convertidas a información con el que la mente se siente identificada. Un ejemplo muy claro sería el uso de etiquetas color Cyan o Azul en las botellas de agua, ¿Qué pasaría si viéramos una etiqueta de color verde oscuro que diga Agua Cristalina? Aunque el título y el contenido del producto sea cristalino nuestra mente asociara el verde en el agua a suciedad, descomposición, contaminación y otra gran cantidad de factores que se pueden traducir a AGUA DAÑADA. Entonces el consumidor o incluso nosotros mismos no sentiríamos agradable tomar un líquido que dice ser una cosa pero que aparenta otra. 






Otro ejemplo claro sería tomando como referencia los restaurantes o sitios de venta de comida, según la psicología del color debemos utilizar gama de colores cálidos, es decir naranjas, rojos y amarillos; ¿se imaginarían entrar a un sitio de hamburguesas que esta llenó de azules y violetas cuando esos colores son asociado a agua, naturaleza, frío? ¿Qué tan sombrías sentiríamos esas papas fritas? O qué tal entrar por un helado a un sitio lleno de colores rojos, amarillos y naranjas, cuando estos según su psicología nos dice que transmiten calor? O aumentan el apetito exageradamente? ¿Ya no tendríamos deseos de un postre sino de una comida más completa, verdad? O simplemente ambos lugares se convertirían en sitios que no serían agradables para saborear sus productos.

Estos nos dice que en el proceso de diseño no basta centrarnos en el aspecto, funcionalidad o presentación, sino que el aspecto cromática será parte fundamental para el éxito final de la pieza, producto o marca.



Share To:

Comentar: