Diseño y Tipografía




El objetivo de toda creación o composición  gráfica es transmitir un mensaje, conciso, precio, dinámico, claro, entendible, pero, sobre todo creativo. Para ello el diseñador debe de realizar una combinación apropiada y compatible entre las imágenes y la tipografía.
Definimos a la tipografía como la palabra escrita o impresa que transmite con elegancia, eficacia y habilidad en la escritura o palabras. La tipografía puede reflejar distintas actitudes, sentimientos,  tiempo, sentidos, región demográfica, estados de ánimos, cultura, etc. 
Sabemos que una imagen o una fotografía puede transmitir un mensaje adecuado por sí solo, pero debemos de tener en claro que la utilización de ambas herramientas nos ayudara a respaldar y complementar una pieza gráfica.
Cabe recalcar que la tipografía es el medio por excelencia para transmitir un mensaje, a la vez se menciona que cada letra por si sola representa un elemento gráfico, dándole belleza y riqueza dentro de la pieza final. Es por eso que el aspecto de cada letra es importante.
El diseñador tiene el trabajo importante de comunicar las ideas y componer el aspecto visual de la misma pieza, para ello debe de tener muy claro el mensaje que quiere transmitir, claro esto depende siempre del producto, servicio o actitud que se quiere vender.
En cuanto a las fuentes (familias de letras con características comunes) las podemos dividir en Serif y Sans Serif.
Las fuentes Serif o Serifas se originan cuando las letras se tallaban en piedra, pero era muy difícil que los bordes de las letras quedaran rectas, por lo que el tallador invento una técnica para destacar sus líneas cruzadas en la mayoría de las letras, al observar la siguiente imagen podrá ver los extremos señalados con el nombre de Serif.
Esta tipografía es recomendable usarla para lecturas extensas ya que los trazos finos y los remates ayudan al ojo a fijar y seguir una línea en un conjunto de texto, facilitando la lectura rápida y evitando la monotonía. Como ejemplos de fuentes serif podemos citar Book Antiqua, Bookman Old Style, Courier, Courier New, Century Schoolbook, Garamond, Georgia, MS Serif, New York, Times, Times New Roman y Palatino.


La tipografía Sans Serif nació en Inglaterra y cómo podemos observar no posee remates es decir sin Serif, para esta fuente se puede ver desde lejos ya que no posee Serifa, es mucho más entendible, con gran legibilidad y duradera ya que se puede ver desde cierta distancia por ello ha sido implementada para impresiones de envolturas, embalajes, como es el caso de rótulos, carteles, etiquetas y demás propósitos comerciales; Lo que ha hecho que esta fuente valla ganando poco a poco más terreno.
Las fuentes Sans Serif abarcan todas las de palo seco, son muy bien vistas desde el ordenador, sin embargo no son recomendadas para textos largos o lecturas extensas ya que caen en la monotonía y son difíciles de seguir. Algunos ejemplos de palo seco o Sans Serif son: Arial, Arial Narrow, Arial Rounded MT Bold, Century Gothic, Chicago, Helvetica, Geneva, Impact, Monaco, MS Sans Serif, Tahoma, Trebuchet MS y Verdana.


Como ya hemos mencionado anteriormente debes estar seguro de lo que se quiera comunicar, el objetivo a cumplir, el producto o servicio que se quiera vender o simplemente la actitud y la idea que se quiere expresar.

Acá mostraremos algunos ejemplos de diseños y tipografía:












Autora: Wanda Marina Hernández Vides









No hay comentarios:

Publicar un comentario