La ilustración manual es entretenida para realizar y cuenta con diversas técnicas para poder hacerlo,
aunque puede llevar un poco más de tiempo que la digital.

Las ventajas de la ilustración manual es que se pueden lograr trazos y texturas que se pueden lograr con la presión que se hace con el lápiz o con el movimiento de ese.

Las ilustraciones manuales pueden llegar a dar el efecto de profundidad que se requiere claro que, como hemos dicho antes, toma tiempo en lograrlo y diferentes tonalidades con las que se puede lograr. Un lapicero puede lograr el efecto entramado ya que se presiona y se libera suavemente al nal del trazo, el mismo efecto puede agregar un lápiz ó lápices de colores.

Los plumones funcionan de maravilla si son de alcohol y en un papel vegetal ya que el mismo alcohol deja que uno difumine sin problemas. Las técnicas de agua como acuarela y tinta china se tiene que paciencia para poder ocuparlas como es debido, ocupar de forma sabia sus luces y sus sombras. El yeso seco y el carboncillo esos pueden ocuparse de forma fácil si se ocupa un papel granulado ya que por esa supercie los pigmentos se pueden jar más, al igual que el yeso graso puede suavizarse y lograr una complexión difuminada con aceite de linaza o aguarras.

Lea el articulo completo en la edición de Octubre 2013 de Subcutaneo Design Magazine #sdm @sdm






Share To:

Comentar: