Generalmente cuando elegimos una tipografía pensamos en aspectos básicos como, el sentimiento a transmitir: terror, amor, formalidad, etc., así como la fácil lectura que sea llamativa, etc. Pero ahora existe una tendencia un poco más allá y es tener textos un poco más dinámicos o llamativos para las audiencias a la que se dirigen.
Esta tendencias de tener textos más dinámicos o creativos se denominan como composiciones tipografías y no es más que edificar una construcción de sentido, que es lo mismo que las imágenes hacen, solo que en este caso esa imagen está compuesta de una tipografía, letras y su asociación usualmente genera dos significados: un significado verbal y un significado visual. 
La composición tipográfica es una tendencia que está muy de moda en el diseño gráfico y requiere mucha creatividad y originalidad para transmitir mensajes claros y comprensibles para los diferentes públicos objetivos a los cuales se desea dirigir esta composición. 
Las composiciones no solo se encuentran en afiches gráficos y publicitarios, ya se observan en parte de ilustraciones muy profesionales e incluso en ciertas animaciones donde ya se han utilizado este tipo de técnicas.
Al hacer una simple retrospectiva hemos pasado de hacer una composición tipográfica tradicional que se hacía en la imprenta tradicional en la cual se ordenaban las letras para hacer impresiones con el objetivo de proporcionar un documento impreso, en la actualidad la tecnología como los diferentes programas de diseño gráfico nos han permitido crear composiciones tipográficas de una forma más atractiva e innovadora.
Para desarrollar una composición tipográfica definitivamente debemos pensar muy bien lo que vamos a hacer porque la complejidad para realizar una composición de este tipo es similar a la de una ilustración, debe hacerse con mucho nivel de detalle para que al final sea un éxito.

Share To:

Comentar: